Astucia

¿Quién es más astuto, el que engaña o el que evita serlo?
Para nuestras mentes es una pregunta compleja y llena de matices pero si te tratan de astuto pregúntate a quién has engatusado porque lo más seguro es que no será por haber evitado el envite.

La astucia es un falso amigo que nos guía hacia veredas ilusorias llenas de piedras de tropiezo.
Los hombres tenemos tanto afán de protagonismo que nos creemos lo suficientemente astutos para engañarnos a nosotros mismos con el fin de engañar a los demás.

La astucia es una falsa mentira piadosa que pretende seducir más que convencer.
Cuando con astucia conseguimos lo que buscamos, la satisfacción no puede ser completa porque nos falta la entereza de los hechos consumidos.

La astucia es un medio forzado de conseguir aquello que no pertoca como una rosa que pierde todos sus pétalos cuando la rozas.
Para los mansos y humildes de corazón la astucia es una noción desconocida porque no merodea las conciencias en paz.

“Porque a los ojos de Dios la sabiduría de este mundo es locura.
Como está escrito: «Él atrapa a los sabios en su propia astucia»
1 Corintios 3:19

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website