AUTODISCULPARSE

frases-gratuitas-para-pedir-disculpas

La autodisculpa evita el perdón y sin perdón no hay remisión posible.
Hoy se diría que la culpa es un concepto “vintage”, o sencillamente anticuado. Tenemos tanta capacidad de justificar el “por qué” de nuestros errores que no necesitamos a nadie para perdonarnos. La justificación no puede ser de uno mismo porque de ser así se transformaría en pecado de vanidad.

En matemáticas, cuando las negaciones se multiplican entre ellas se transforman en afirmaciones. En la vida real cuando las negaciones se multiplican entre ellas su resultado es más negativo todavía pero el ser humano busca en la autodisculpa una fórmula matemática imposible.

El pecado no está de moda, no es políticamente correcto, hoy todo tiene una explicación exculpatoria. Nuestra infancia, nuestra educación, las pruebas, incluso los éxitos pueden eximirnos de responsabilidad pero ¿a qué apelaremos cuando estemos ante la presencia de Jesús?

¿Por qué cuanto más somos culpables, más buscamos la disculpa en lugar de buscar el perdón a través del arrepentimiento? Porque no confiamos en el amor de Dios nuestro Padre porque si así fuera nos refugiaríamos en su seno pidiéndole perdón como un niño que busca amparo contra sí mismo.

Si no nos sentimos culpables tampoco seremos merecedores de la Gracia de Dios, porque solo se indulta a los condenados.

El deseo de querer ser justos nos puede cegar ante la duda de nuestra condición pecaminosa. La autodisculpa es un aliciente seductor para la soberbia humana.

Es mejor sentir una culpa indebidamente que buscar una disculpa inmerecida, ¿Por qué? Porque la humildad es lo único que abre el paso ante un callejon sin salida.

Mi pecado te declaré y no encubrí mi iniquidad. Dije: «Confesaré mis rebeliones a Jehová», y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah (Samos 32:5)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website