Borrado

Cuando el mundo se mueve alrededor tuyo y que nadie Nota tu presencia, te sientes borrado. Si tu persona se desvanece en el bullicio de la vida Es que has dejado de ser para pasar a haber sido. No importa por qué, ni Cuándo, ni cómo, solo importa que te hayan borrado. La soledad empieza cuando ni tú mismo quieres Encontrarte. La sombra de los invisibles es transparente, solo Deja entrever las marcas de su borrado. Pasamos nuestra vida borrando a los demás hasta que Un día nos damos cuenta que es a nosotros a quién han borrado. El humilde se borra, el orgulloso es borrado.
 “1Jehová, escucha mi oración, Y llegue a ti mi Clamor.
 2 No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; Inclina a mí Tu oído; Apresúrate a responderme el día que te invocare.
3 Porque mis días Se han consumido como humo, Y mis huesos cual tizón están quemados.
4 Mí Corazón está herido, y seco como la hierba, Por lo cual me olvido de comer Mi pan.
5 Por la voz de mi gemido Mis huesos se han pegado a mi carne.
6 Soy Semejante al pelícano del desierto; Soy como el búho de las soledades; 7 Velo, y soy Como el pájaro solitario sobre el tejado.
8 Cada día me afrentan Mis enemigos; Los que contra mí se enfurecen, se han conjurado contra mí.
9 Por lo cual yo como ceniza a manera de pan, Y mi bebida mezclo con Lágrimas,”
 Salmo 102:1-9

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website