Opinion

Cuando la situación solicita que expresemos nuestro punto de vista enunciamos nuestros pensamientos alegremente con el fin de marcar nuestra personalidad, la pregunta es ¿Solo cuando la situación lo requiere o también cuando nuestro ego lo clama?
Mientras el necio es fructífero en sembrar opiniones, el sabio es hábil en cosecharlas.
La opinión es la tentación más grande a la hora de enjuiciar, la reflexión su antídoto.
Quién opina sobre todo, sobre todo no opina.
No por tu opinión te implicas, mas sí por tu implicación opinas.

“Menos hablar y más reflexionar”; es una buena opinión, lástima que se quede en eso, en una mera opinión.
Las opiniones tienen la fuerza que acarrean sus consecuencias y la imagen que vehiculan sus autores, son energía pura frecuentemente gastada en vano.

La opinión más contundente que se pueda expresar es el silencio porque pone de manifiesto el ruido de los demás.
Hoy en día se confunde a menudo la opinión pública con lo que se publica en los diarios de opinión.
El que solo se casa con su opinión acaba divorciándose por engaño propio.

“Y respondió Eliú hijo de Baraquel buzita, y dijo: Yo soy joven, y vosotros ancianos; Por tanto, he tenido miedo, y he temido declararos mi opinión.”
Job 32:6
“¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del necio que de él.”
Proverbios 26:12

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website