Orgullo

El orgullo es un vestido de luces que ciega al que lo lleva.
Arrogancia y vanidad son compañeras de viaje de aquel que se quiere más a si mismo que a los demás.
El que más quiere ser, menos será, porque en humildad debe morar nuestro corazón ante la tentación de nuestro ego.
La mansedumbre es verdugo del orgullo, deja que la tuya crezca y guíe tu vida en camino de santidad.

“27 Sino que lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte; 28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.”
1Corintios 1:27-29

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website