Pobreza

En las riquezas de este mundo cuán pobre es aquel que no sabe lo que tiene y
anhela lo que no posee y cuán rico es aquel que sabe lo que no tiene y
disfruta de lo que dispone.
 La pobreza no está en la carencia de bienes mas sí en la ausencia del bien.
 El dinero no hace la felicidad pero ayuda, se dice. Y yo pregunto ¿Puede el
ciego comprar su vista, puede el sordo comprar su oído? No todo se puede
poseer, mas con poco sí se puede disfrutar, si aprecias lo que precias.
 La soledad es la pobreza de los ricos porque nunca saben de que se nutren
sus amistades, si de su dinero o de ellos.
 La solidaridad es la riqueza de los pobres porque compartiendo se enriquecen
los unos de los otros.
 A menudo la pobreza visible esconde la riqueza interior, descubrir la luz
que ilumina los corazones es gozo del espíritu.
 La pobreza abunda en este mundo porque se nutre de la vanidad y el orgullo
de los hombres.
 Una mirada puede ser el espejo de la pobreza del ama, una sonrisa su mayor
tesoro.
 “Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas;
Mantenme del pan necesario.”
Proverbios 30:8

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website