POLÍTICA

No hay nada más injusto que querer tratar igual situaciones diferentes ignorando su esencia, se llama política. La política moderna es el arte de la lengua supeditado a la torpeza de nuestras ambiciones. Si gobernar es juzgar, la política lo hace con alevosía y prevaricación. La educación es obrar por el interés de los demás más allá de sus propios intereses con un fin colectivo, lo contrario es la política de hoy. Cuando el pueblo hace política es porque sus gobernantes la deshacen. El populismo es darle carnaza al pueblo para que no piense en su hambre en lugar de enseñarle a buscar lo mínimo para resistir el máximo.  La demagogia permite a su autor adormecer el sentido crítico de su auditorio para poder manipularlo. Se basa en evidencias aparentes que esconden mentiras latentes, manual de base del político del siglo XXI. Cuando la política se empobrece el populismo se enardece y sus cabecillas aparecen como salvadores de la patria, parece extracto de una película de los años sesenta pero es la crónica de una muerte anunciada. La política de hoy es el símbolo de la decadencia de nuestra sociedad, la corrupción es solo la punta visible del iceberg.  Cuando la política pierde su esencia romántica para caer en manos de tecnócratas, el dinero es su moneda de cambio y su becerro de oro. El político debería ser un soñador con la visión clara y los conceptos asentados en sus valores, hoy solo son economistas del futuro pasado. Estamos faltos de líderes que piensen en los demás más que en ellos mismos o en sus partidos. Ser líder requiere sacrificar tu ambición a beneficio de los demás, hoy tenemos solo dirigentes dispuestos a sacrificar nuestro futuro a beneficio de su ambición, bueno solo es política!!!!
 Sería injusto por algunos corruptos condenar a todo un colectivo, mas cuando el colectivo no se rebela contra esta situación consiente por omisión. Cuantos políticos de base se han manifestado en contra y han abandonado sus partidos en masa, la valentía debería ser uno de los principales atuendos del político, de esa forma quedaría en desuso la expresión “políticamente correcto”. El único líder digno de ese nombre, se sacrificó por todos nosotros y nos enseño aquello que pretendíamos ignorar, que no hay nada sin esfuerzo, que el camino fácil es engañoso mas el camino de la salvación angosto y sacrificado. Ese líder es Jesús y su programa político, la Biblia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website